Fue rápidamente sustituido por Lenny Wilkens, que regresaba al equipo, cambiando por completo su trayectoria, acabando con un récord de 47-35, siendo campeones de la Conferencia Oeste y llegando a la final, la cual perdieron 4-3 contra los Washington Bullets, después de ir ganando por 3-2. Al año siguiente, y tras conseguir mantener la plantilla intacta de la temporada anterior, llegó por fin la gloria, al ganar en la final de conferencia a los Suns, y derrotar a los Bullets en la final por 4 victorias a 1, camisetas nba baratas consiguiendo su hasta ahora único título de Campeón de la NBA.